Mayor inseguridad y sentimiento de impunidad reflejan los resultados de la XVI Encuesta Nacional sobre Percepción de Inseguridad Ciudadana en México

http://bit.ly/1e3iCuh

 

  • El 74.6% de los encuestados consideran que la situación de seguridad se encuentra que peor que antes
  • La mitad de la población percibe mayor frecuencia de policía vigilando su localidad; sin embargo, 4 de cada 10 considera que es peligroso ayudarlos
  • La mitad de la población considera que la impunidad actualmente es mayor a la que había hace 5 años
  • Tres de cada diez mexicanos están a favor de legalizar la marihuana

 

Ciudad de México a 7 de diciembre de 2016 –  El día de hoy México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) y Consulta Mitofsky presentan los resultados de la Décimo Sexta Encuesta Nacional sobre Percepción de Inseguridad Ciudadana en México, donde se exponen datos que revelan las principales inquietudes de los mexicanos en torno a temas de relevancia, como su cercanía y temor al delito; presencia de la policía y confianza en las autoridades; corrupción e impunidad y la despenalización de drogas.

 

Desde hace nueve años han realizado este esfuerzo, conscientes de que las cifras oficiales en poco corresponden con la percepción de la sociedad y con la información que constantemente, en el marco del programa de atención a víctimas, MUCD recibe de víctimas directas e indirectas de secuestro, extorsión y otros delitos de alto impacto.

 

En este documento presentan un contraste entre diferentes fuentes de información para llamar la atención de las autoridades y revisar las actuales políticas de seguridad, reforzar aquellas que están dando resultados incipientes o corregir las que han sido insuficientes o definitivamente ineficaces.

 

De esta forma, presentan la información obtenida de los registros delictivos oficiales, datos emanados de otras encuestas como la Encuesta Nacional de Victimización (ENVIPE), Encues ta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) y aquellos resultantes de este décimo sexto ejercicio propio, realizado conjuntamente con Consulta Mitofsky, que ofrece una amplia y confiable información.

 

Entre los resultados más relevantes que se destacaron fueron:

 

Inseguridad. Tres de cada cuatro ciudadanos consideran que la inseguridad está peor que hace un año.

o   De acuerdo con Consulta Mitofsky el 74.6% de los encuestados consideran que la situación de seguridad se encuentra peor que antes; es el mayor porcentaje registrado en la actual administración.

o   El mayor porcentaje de las víctimas de algún delito en los últimos tres meses se localiza en la región centro, que concentra en buena medida la Zona Metropolitana del Valle de México

o   De acuerdo a la información presentada por la ENVIPE 2016, el ranking de los estados con mayor nivel de victimización se encuentra liderado por el Estado de México y la Ciudad de México, seguidos de Jalisco, Guerrero, Baja California, Aguascalientes, Sonora, Quintana Roo y Morelos.

o   Además del deterioro en la percepción de seguridad. De acuerdo con la ENVIPE, siete de cada diez personas considera que la seguridad seguirá igual de mal o empeorará.

 

Presencia de la policía y confianza en las autoridades. La mitad de la población percibe mayor frecuencia de policía vigilando su localidad; sin embargo, 4 de cada 10 considera que es peligroso ayudarlos.

o   Si bien se percibe un incremento importante en la presencia policial en las localidades, no se refleja directamente en la reducción de la sensación de temor a ser víctima del delito.

o   Esta circunstancia puede obedecer al deterioro en la confianza en las autoridades de seguridad pública más próximas a las personas que, además, es inversamente proporcional al desplazamiento en la percepción de corrupción que tienen las personas.

o   Por lo anterior, a pesar de que se perciba mayor presencia de la policía la población está menos dispuesta a colaborar con ella o considera que hacerlo puede resultar peligroso.

 

Corrupción e impunidad. La mitad de la población considera que la impunidad actualmente es mayor a la que había hace 5 años.

o   El Índice Global de Impunidad 2015, publicado por la Universidad de las Américas Puebla, ubica a México en el segundo lugar con mayor nivel de impunidad de 61 países estudiados.

o   De acuerdo a la ENCIG 6 de cada 10 personas percibieron como muy frecuente la corrupción en las policías; 9 de cada 10 toma en cuenta la respuesta “frecuente”.

o   En total, la mitad de los encuestados habían tenido una experiencia de corrupción en el contacto con autoridades de seguridad pública.

o   Se presenta un aumento en el porcentaje de las personas que han experimentado algún acto de corrupción con autoridades de seguridad pública.

o   De acuerdo con la encuesta de Consulta Mitosfky, 47% de consultados considera que la impunidad de los delitos ha aumentado.

o   Uno de los indicadores con mayor contraste es el número de policías por cada cien mil habitantes, en el que nuestro país se coloca por encima de la media global y de América latina y que contrasta con el número de jueces por cada cien mil habitantes donde nuestro país sólo tiene la cuarta parte de la media global y la mitad de la media en América Latina.

 

Acceso y legalización de la marihuana. 6 de cada 10 personas piensan que es fácil o muy fácil conseguir un cigarro de marihuana.

o  El porcentaje de personas que considera que se debería de legalizar la marihuana ha tenido un incremento constante desde 2008; tres de cada diez mexicanos están a favor de esta iniciativa.

o  Es indispensable profundizar la discusión sobre la legalización de la marihuana, sobre todo ahora que se multiplican los estados de la Unión Americana, como California y Nevada, que han aprobado el uso recreativo de esta sustancia.

 

Con base en los resultados arrojados en las distintas encuestas y registros analizados por MUCD y Consulta Mitofsky se obtuvieron las siguientes conclusiones:

 

  1. Estamos en presencia de una situación de creciente inseguridad, acompañada por un sentimiento de inconformidad por los actos de corrupción en los que se ha envuelto el gobierno y que acaba reforzando mensajes de impunidad e injusticia, como, por ejemplo, los que envuelven a gobernadores salientes que dejan tras de sí quebrantos financieros que ponen en riesgo la gobernabilidad de sus entidades federativas.
  2. En lo que toca al sistema penal acusatorio, MUCD advirtió en 2009, no se concluirían las acciones necesarias para reconstruir instituciones y capacitar a los actores necesarios. En junio de 2016, fecha en la que concluyó el plazo de 8 años para su implementación, con tristeza vemos que, aunque el sistema ya es obligatorio en todo el país y entró en vigor, se presentan enormes deficiencias que impedirán generar resultados positivos y muy probablemente habrá que esperar otro periodo adicional de 8 o más años para lograr los beneficios anhelados.
  3. En otro tema directamente relacionado con una nueva procuración de justicia, está la construcción de la Fiscalía General de la República, en la que MUCD ha llevado a cabo una campaña de difusión y rechazo al intento que se pretendía fraguar para designar al actual Procurador General como el primer Fiscal General, una forma clara de “Joder a México”. Si bien es cierto ya se logró que se presente una iniciativa que modifique el transitorio constitucional que genera la designación automática de quien sea Procurador General al momento de expedir la Ley Orgánica de la Fiscalía General, lo que se tiene que garantizar es que el proceso para auscultar y seleccionar al candidato para dicho puesto crítico sea claro, serio y transparente, Nada de Fiscales Carnales.
  4. Por otro lado, en el marco del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), no se puede pensar que la tarea ya terminó. De hecho, nos encontramos en lo que posiblemente sea la fase más delicada, la designación de los responsables, incluyendo quién va a ser el Fiscal Anticorrupción. MUCD exige que en este proceso que impulse el funcionamiento del SNA, no se escatimen esfuerzos y dedicación de todos los involucrados, pues el futuro y viabilidad del país están en juego y no se pueden permitir los escándalos como los que han involucrado al propio Presidente en temas como la Casa Blanca e Ixtapan de la Sal, así como a gobernadores de distintos estados como Tabasco, Sonora, Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, por citar algunos, quienes en realidad “no tienen madre” y no podemos pensar que por el simple hecho de que ya no estén en el poder, olvidemos sus fechorías. En esa persecución y procesamiento, debe haber estricta aplicación de la ley y no politizar o partidizar la aplicación de la justicia.
  5. El país está sufriendo y se encuentra entre la espada y la pared en cuanto a violencia e inseguridad se refiere. Aunque el problema es multifactorial y tiene que ver con varios de los temas arriba referidos, una parte esencial tiene que ver con la fortaleza financiera de la delincuencia organizada, misma que encuentra su razón fundamental en el flujo financiero del monopolio de control de estupefacientes que la política prohibicionista de droga les obsequia.

 

  1. Ante los nulos esfuerzos por cortar esos fondos y el impacto de la creciente regulación y legalización de la mariguana en EUA (incluyendo desde el mes pasado a California como estado fronterizo y sexta economía mundial), ya no se puede tolerar que se siga peleando en nuestro territorio con resultados nulos, violencia y deterioro institucional que amenaza la gobernabilidad en grandes partes de nuestro territorio. Se requiere inteligencia y una estrategia coherente con lo que pasa en el mundo. Transitar hacia la cancelación de la prohibición y optar por la regulación es hoy más urgente que nunca.

 

El tiempo apremia y exige aplicar todas nuestras capacidades. En este sentido, las autoridades requieren erradicar la “técnica avestruz” y evadirse de enfrentar las realidades y problemas, como lo están haciendo con el caso Trump, en donde se aprecia absoluta ingenuidad y nula capacidad de prevención y mitigación de daños. La amenaza es real y no se está haciendo nada al respecto.

 

México Unido Contra la Delincuencia A.C., continuará exigiendo a las autoridades más y mejores resultados pero, en la misma medida, ofreciendo nuestro apoyo y disposición para colaborar con las instituciones a fin de edificar las políticas públicas y los programas necesarios para revertir la inseguridad y desconfianza, para que podamos transitar hacia un estado en el que el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos caminemos juntos por un México Seguro, exijamos todos el México de justicia, seguridad, trabajo, educación y sana convivencia que nos merecemos.

+++

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s