¿WiFi normal o un WiFi Mesh? Esa es la cuestión.

Por Linksys

Si algo claro nos ha dejado esta pandemia, son las zonas muertas de WiFi en nuestro hogar. Todos nos hemos quejado de algún rincón o habitación en nuestra casa, donde el Internet simplemente no llega y quizá ya hemos hecho más de una llamada a algún técnico sin resultados satisfactorios hasta el momento.

El confinamiento nos ha obligado a darle más carga a nuestro Internet en casa. La demanda a la red casera ha sido cuesta arriba, tanto por número de horas ocupadas, con días más largos que antes de la pandemia, como por dispositivos conectados de forma simultánea.

Y es que ahora, al home office forzado por la contingencia, se añadió la necesidad de que los chicos tomen clases en casa, con el necesario uso de la videoconferencia, que demanda un gran ancho de banda, además de la entrega de evidencias a los profesores. Todo ello nos ha obligado a comprar más dispositivos, desde tabletas hasta laptops y pantallas inteligentes, con la consecuente carga excedente a nuestra red.

En el contante desarrollo tecnológico, la forma de experimentar el WiFi también ha modificado. Si bien todos conocemos los routers que brindan WiFi, por así llamarlo “normal”, son de costos accesibles y con características de otorgar una red potente también es muy común que dado el tipo de construcción, en el hogar u oficina, no llegue bien la señal de WiFi en la recámara más alejada al punto donde está colocado el router.

En ocasiones, si el problema no es mayúsculo, es probable que este tipo de problemas se solucione con un simple extensor de red, que además son fáciles de instalar -suelen ser del tipo de “enchúfese y utilícese”- y económicos, pero muchas veces no resuelven el que nuestro WiFi llegue a todos los rincones de nuestra casa, sobre todo si tienes áreas externas, como jardín o alberca.

WiFi para todo el hogar

Hace poco, conversando con un amigo algo desanimado me comentaba que había recibido la visita de un técnico de su proveedor de Internet y este le decía, que la calidad de su WiFi dependía de tres factores: ubicación, ubicación y ubicación. Sin duda, el técnico tiene toda la razón.

No hay que olvidar que los puntos de acceso inalámbrico emiten una señal de red tan potente como la señal inalámbrica que recibe el router, por lo cual la recomendación es hacer pruebas de velocidad en diferentes puntos de tu hogar, con el fin de encontrar la habitación más cercana a la zona muerta que reciba una señal aceptable o fuerte de tu ruteador. Con ello, te asegurarás de la mejor ubicación para que el extensor de rango te ofrezca la mejor calidad de red posible.

Empero, para los problemas persistentes, hoy en día existen en el mercado los routers de malla o WiFi Mesh, la más reciente tecnología. Estos equipos son excelentes para dar una mayor cobertura a lo largo y ancho de tu hogar. Cabe decir que el router de malla cuenta con sus propios nodos -de dos a tres, según la marca y modelo-, cuya función es justamente extender el alcance de la señal de forma mucho más sencilla.

Gracias a sus características multinodos, es una solución muy segura para brindar Internet a las zonas más apartadas o difíciles en tu hogar, las llamada zonas muertas. Casi siempre suelen ser dispositivos amigables, fáciles de usar y efectivos. Cuando adquieres un router de malla, por lo regular tendrás una conexión rápida y estable, además de que te sorprenderá su alcance y la facilidad de su software, aunque claro, esto depende de la marca que elijas.

Es conveniente que tengas en cuenta que si tu problema de conexión va más allá de una sola habitación, o bien, una zona específica de tu hogar, lo recomendable siempre es un router WiFi Mesh o de malla, porque con éste tendrás varios nodos distribuidos por las zonas difíciles de tu hogar.

WiFi para todo el hogar

Cuando lo hayas instalado y esté funcionando a plenitud, te darás cuenta del cambio drástico de tu red casera, porque siempre tendrás buena señal en todo tu hogar, como si estuvieras al lado del módem que recibe el Internet de la calle.

Como dije antes, por lo regular son dispositivos fáciles de utilizar, que te permitirán conectarte a la misma red en toda la casa, o en su caso, a dos redes, si tú como usuario decides tener dos conexiones separadas para las bandas 2.4 GHz y 5 GHz, para distribuir mejor tu nube de dispositivos.

La principal desventaja, si eso puede decirse, es que la inversión por este tipo de router es más alta, pero vale la pena por el costo-beneficio cuando veas los resultados, sobre todo ahora que seguimos en casa por el confinamiento y necesitamos tener un Internet de calidad a lo largo y ancho de nuestro domicilio.

Ahora que conoces más acerca de las diferencias entre el WiFi normal y WiFi Mesh, decidir cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades será la cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s