Crímenes raciales continúan en Estados Unidos

Ya fue detenido el responsable del tiroteo masivo con motivaciones raciales ocurrido el sábado en un supermercado de Buffalo, Nueva York.

Según las declaraciones de Joseph Gramaglia, jefe de Policía de la ciudad, de no haberlo detenido, él tenía intenciones de continuar con las matanzas, es decir, que seguir libre, continuaría atentando contra personas afrodescendientes, "Incluso había hablado sobre la posibilidad de ir a otra tienda".

De acuerdo con los datos de las investigaciones, el adolescente recorrió más de 300 km desde su residencia para perpetuar el crimen, sabiendo previamente, que el vecindario en el que se encontraba el supermercado, era habitado mayormente por la comunidad afroamericana.

Hasta el momento, se tienen contabilizadas 13 víctimas, de las cuales, al menos 10 eran personas negras de los 20 a los 86 años aproximadamente.

El tiroteo, que también dejó tres heridos, fue un "en toda regla, un crimen de odio por motivos raciales de alguien fuera de nuestra comunidad", sostuvo el sheriff del condado de Erie, John García. "Esto es puro odio, fue un crimen motivado por el odio racial”, confirmó.

El sospechoso, identificado como Payton S. Gendron, se declaró inocente del cargo de homicidio premeditado en la noche de este sábado, quien actualmente se encuentra bajo custodia sin derecho a fianza y bajo vigilancia preventiva por suicidio, igualmente, se está en espera de la ratificación de los cargos por este delito y de encontrársele culpable, enfrentaría la pena máxima de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Este acto ya está siendo investigado como crimen de odio por funcionarios locales, estatales, el FBI y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

Así mismo, se tienen registros de que el sospechoso estaba transmitiendo en vivo la masacre desde su cuenta de Twitch, ésta fue interrumpida y borrada luego de dos minutos de haber empezado al detectarse actos violentos.

Este caso cuenta con muchos elementos inquietantes y, entre ellos, se encuentra el supuesto manifiesto escrito por Gendron antes del tiroteo, entre el que resaltan los siguientes puntos:

· El documento tiene una extensión de 180 páginas y lo publicó en línea antes de cometer los actos.

· Gendron explica cómo radicalizó sus ideales raciales y se denomina como supremacista blanco.

· Recalca su creencia en la teoría de la “gran sustitución” que sostiene la creencia de que los estadounidenses blancos están siendo “remplazados” por gente de otras razas.

· Eligió el supermercado según su código postal, pues este tiene el porcentaje más alto de afroamericanos de la zona.

· Confirmó que el arma que utilizó en la masacre fue una Bushmaster XM-15, la cual modificó ilegalmente después de adquirirla.

Finalmente, se encontraron registros de que el sospechoso ya estaba en el radar de la policía desde hace un año, pues mientras estudiaba la secundaria hizo una “amenaza generalizada” con motivos raciales, por lo que lo consideraron peligroso, fue enviado a recibir apoyo psicológico y dado de alta, aparentemente sin éxito, tan solo un día y medio después de estas declaraciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s