¿Qué es un contracargo y cómo evitar que tu empresa se vea afectada?

Con el auge del comercio electrónico, los pagos digitales tienen un crecimiento exponencial. A nivel mundial, alcanzarán 19.89 billones de dólares para 2026, de acuerdo con Fortune Business Insight. Sin embargo, las incidencias relacionadas con su cadena de valor avanzan.

En la actualidad, la mayor presión viene de los contracargos, es decir, cuando el monto de venta se devuelve al tarjetahabiente después de que el producto fue entregado.

Lo anterior es un doble daño porque se pierden los fondos y el capital del producto que fue entregado, muchas veces, a personas que se aprovechan de los servicios de aclaración de los comercios.

Hoy en día, aproximadamente, 7 de cada 10 negocios han tenido contracargos, los cuales llegan a representar más del 3% sobre el total de las transacciones, en casi la mitad (45%) de los casos, de acuerdo con el estudio sobre Tasas de Aprobación y Contracargos en México 2021, de la Asociación de Internet MX.

Ante esta situación, 6 de cada 10 empresas utilizan algún sistema que permita detectar los riesgos de fraude al momento de recibir pagos digitales. Incluso, este número puede aumentar, un aspecto positivo para éstas, al comenzar a permitir pagos con dispositivos móviles.

Digitalización y educación, las claves

Los mexicanos son más digitales de lo que se piensa. En 2021, el número de usuarios con teléfonos inteligentes fue estimado en, aproximadamente, 84.4 millones, y se prevé que el número supere los 95 millones en 2025, de acuerdo con Statista. Eso significa que más personas pueden acceder a estas alternativas de compra, lo que implica una solución para enfrentar los contracargos.

“Los pagos con código QR, por ejemplo, permiten que las transacciones sean más seguras, debido a que, para ingresar a las aplicaciones bancarias o financieras, es necesario autenticar la identidad de quien está pagando, lo que disminuye hacer compras fraudulentas”, mencionó Mayeli Granados, directora de Operaciones en dapp, empresa mexicana de tecnología que hace posible la interoperabilidad de los pagos móviles.

La educación financiera digital complementa la digitalización. Los comercios han reportado que, en muchas ocasiones, el comprador desconoce o no sabe utilizar las wallets digitales, por lo que uno de los retos es mostrar los beneficios de utilizar estas alternativas de pago.

Unas de las ventajas es que aportan mayor seguridad y facilidad para todas las partes involucradas en las transacciones. Además de eliminar la posibilidad de fraude para los establecimientos, quita del mapa la clonación de tarjetas y el pago con billetes falsos, entre otros.

“Si dentro de las tiendas, o en la sección de pago de los e-commerce, indican cómo se pueden hacer los pagos con celular, más usuarios utilizarán estas alternativas, lo que aumentará las transacciones de este estilo, habrá menos contracargos y dará mayor seguridad a todo un ecosistema y sociedad”, dijo Granados.

El comercio electrónico y los pagos digitales son las siguientes macrotendencias en la historia de la humanidad. Por ello, es importante mitigar las áreas de oportunidad que traen consigo estos cambios, con soluciones que permitan a las empresas reducir las incidencias, mejorar sus finanzas y participar de manera segura en la economía digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s