VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL MENSAJE INICIAL DEL SECRETARIO DE SEGURIDAD CIUDADANA, LICENCIADO OMAR GARCÍA HARFUCH, DURANTE SU COMPARECENCIA ANTE EL PLENO DEL CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Muy buenos días.

Diputadas y diputados integrantes de la Segunda Legislatura de este Honorable Congreso, respetuosamente me dirijo a ustedes para dar cumplimiento al mandato establecido en la Constitución Política de la Ciudad de México, de informar el estado que guarda la seguridad pública en la capital del país, como parte de la Glosa del Cuarto Informe presentado por la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno.

Así mismo quiero agradecer la presencia de la Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, de los titulares de las Secretarías del gobierno de la Ciudad de México, y demás funcionarios de la Ciudad de México, que más adelante señalaré su aportación en el camino de la construcción de una ciudad más segura. Muchas gracias por estar aquí.

En este acto de transparencia y rendición de cuentas, expondré las principales acciones y resultados alcanzados en este gobierno, en donde he tenido el honor de estar al frente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana los últimos tres años. Gestión acompañada del trabajo diario de miles de mujeres y hombres policías, quienes con su valor y profesionalismo afrontan los desafíos que impone esta importante función. Ellas y ellos han contribuido a la construcción de una Ciudad segura y de derechos; hago énfasis, en la construcción, porque no es una tarea terminada; como lo he afirmado siempre, la seguridad requiere constancia, continuidad y perseverancia, y en ese contexto, estamos construyendo una ciudad segura desde una perspectiva integral que, además de prevenir y contener el fenómeno delictivo, atiende a las causas que generan la violencia y la delincuencia.

A todas mis compañeras y compañeros de la Policía de la Ciudad de México y de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad México, les expreso mi reconocimiento y profundo agradecimiento.

Hemos transitado de una seguridad pública tradicional a un modelo de Seguridad Ciudadana, como marca la Constitución de la Ciudad de México, lo que ha significado, no solo el fortalecimiento de las capacidades y del desarrollo policial que abarca  capacitación, mejores salarios, equipamiento entre otros, sino que de manera muy focalizada, hemos trabajado en mejorar la coordinación con instituciones del gobierno y con distintos sectores de la sociedad.

Se trata de un enfoque integral de la seguridad, en donde la Secretaría de Seguridad Ciudadana tiene un rol importante, se suma a la actuación coordinada del Gobierno de la Ciudad para garantizar el acceso a una vida digna y libre de violencia, a todas y todos quienes aquí vivimos y por aquí transitamos.

Recordemos que la Ciudad atravesaba por una situación muy compleja, derivada de la presencia de grupos y células criminales que mantenían una disputa por el control territorial para llevar a cabo actividades ilícitas, propiciando niveles históricos de violencia, así como el incremento de delitos de alto impacto, como homicidio doloso, secuestro, extorsión y robos en sus diferentes modalidades.

En este contexto, como he dado cuenta en las comparecencias realizadas anteriormente ante este Honorable Órgano Legislativo, bajo el liderazgo de la Jefa de Gobierno y en congruencia con las directrices del Programa de Gobierno, a partir del mes de octubre de 2019 implementamos una nueva Estrategia de Seguridad Ciudadana.

La puesta en marcha de la estrategia, nos permitió transitar de un esquema exclusivamente preventivo y reactivo, a un modelo de seguridad ciudadana proactivo, dinámico y cercano a la gente, basado en labores de inteligencia e investigación de delitos, en las que trabajamos como un solo equipo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, y en estrecha coordinación con autoridades locales y del Gobierno de México como el Ejército mexicano, la Secretaría de Marina, Centro Nacional de Inteligencia y la Guardia Nacional; al mismo tiempo que fue necesario reforzar las tareas de proximidad, patrullaje, vigilancia y mantenimiento del orden público.

Estamos plenamente convencidos de que, sí las Secretarías de Seguridad Pública y las Fiscalías Generales de Justicia del país, no avanzamos por la ruta de fortalecer a las instituciones, difícilmente se podrá combatir de manera eficiente y eficaz a la delincuencia, brindar paz a la ciudadanía y por supuesto disminuir los índices delictivos.

Por ello, en la Ciudad de México, hemos asumido con absoluto compromiso la responsabilidad que nos fue encomendada.

Al ser los policías, una de las piezas clave en la operación del Sistema de Justicia Penal, hemos puesto especial atención en garantizar que nuestros policías cumplan con la ineludible obligación constitucional de respetar y proteger los derechos humanos y la presunción de inocencia. La función investigadora de las policías representa un salto cualitativo en materia de prevención y persecución de los delitos, así como en el combate frontal a la impunidad.

En este punto, quiero expresar mi reconocimiento a la labor de este Honorable Congreso, al presentar diversas iniciativas encaminadas a reforzar aún más el marco legal de la Policía, y agradecerles su compromiso para proteger y darles más herramientas a los Policías de la Ciudad de México.

A continuación, de manera breve, compartiré con ustedes los resultados y avances de mayor relevancia de la estrategia de seguridad.

En cuanto a la Incorporación de las capacidades de Inteligencia e Investigación Policial, destacamos una vez más que, gracias al respaldo de la Jefa de Gobierno y con el apoyo de este Congreso, se incorporó al marco legal de la Policía la facultad de investigar delitos en auxilio del Ministerio Público, lo que significó uno de los cambios más importantes en los últimos años en materia de seguridad en el ámbito local. Esto se promovió, a partir de la imperiosa necesidad de que, para disminuir los índices delictivos, la Policía no podía seguir operando sólo con base en un modelo preventivo y reactivo, dependiendo los resultados únicamente de las detenciones en flagrancia, como sucedía anteriormente.

Esta modificación sustancial en la norma jurídica, dio pauta a un proceso de reingeniería de la Subsecretaría de Inteligencia e Investigación Policial; integrada actualmente por unidades especializadas en materia de inteligencia, investigación cibernética y operaciones tecnológicas, análisis táctico e investigación de gabinete, investigación de delitos de mayor incidencia y áreas de atención a casos de secuestro y extorsión.

Es importante resaltar que estas unidades de investigación e inteligencia se encuentran perfectamente coordinadas con la Subsecretaría más grande de la Secretaría que es la Subsecretaría de Operación Policial.

El gran logro es que antes, la información obtenida a través de análisis táctico e inteligencia, únicamente era utilizada para el consumo interno de la policía, hoy esa información se traduce en actos de investigación que son debidamente integrados a las carpetas de investigación ministerial, donde es útil tanto para los investigadores y los ministerios públicos, como para los jueces.

Para garantizar el desarrollo de las tareas de inteligencia e investigación, hemos incorporado a la Secretaría a más de 530 nuevos policías con los perfiles de investigador y de analistas.

Ahora bien, con base en la facultad de investigación otorgada y derivado de la coordinación que tenemos con la Fiscalía General de Justicia, entre el 1º octubre de 2019 y el 15 de octubre de 2022, hemos efectuado más de 2, 300 operaciones en puntos generadores de violencia y en inmuebles vinculados al delito de robo de vehículos, lo que dio como resultado la detención de más de 2,900 personas, quienes presuntamente participaron en la comisión de delitos de alto impacto. Asimismo, con estas labores, se aseguraron importantes cantidades de droga, cientos de armas de fuego cortas y largas, granadas, cargadores, chalecos balísticos, placas de circulación apócrifas, más de 5 mil, cientos de vehículos, aproximadamente 864 toneladas de autopartes, teléfonos y dinero en efectivo, entre otros objetos o instrumentos del delito.

En especial, queremos destacar que, al día de hoy, hemos incautado más de 4,700 kilogramos de cocaína, es decir, más de 4 toneladas y media, que en el mercado hubieran representado una ganancia estimada para la delincuencia de más de mil millones de pesos. Estas acciones representan un fuerte impacto porque además de evitar que grandes cantidades de narcótico sean distribuidas o comercializadas en la Ciudad, en el país o en el extranjero, impiden que el flujo de efectivo llegue a las estructuras de grupos criminales, evitando que ese dinero sea utilizado para corromper autoridades, comprar armas, cooptar jóvenes y en general, para generar más violencia.

Bajo este mismo esquema de trabajo conjunto, han sido capturados 118 presuntos delincuentes considerados objetivos prioritarios y generadores de violencia, a quienes se atribuyen la comisión de homicidios, extorsiones, el cobro de piso, despojo de propiedades y robos en sus distintas modalidades.

Destacamos que, en conjunto con el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina, a quienes expresamos nuestro reconocimiento y respeto por su invaluable apoyo en la consecución de objetivos comunes, hemos efectuado 51 operativos y la detención de 91 presuntos integrantes de diez grupos delictivos con zona de operación en la capital del país.

Quiero aprovechar también, para agradecer a la Secretaria de Seguridad Rosa Icela por todo el apoyo que le ha dado a la Ciudad de México y a la Policía de la Ciudad de México.

Al inicio de la gestión, identificamos que, en los últimos diez años, la Secretaría había registrado una disminución de casi cinco mil compañeros, afectando la adecuada prestación de los servicios en la vía pública y poniendo en riesgos a los efectivos de nuestra corporación.

Esta disminución se había reflejado en los sectores de la Policía de la Ciudad de México.

Para atender esta situación, diseñamos y ejecutamos el Plan Integral de Reclutamiento y Capacitación, lo que ha permitido que, entre los años 2020 y 2022 se hayan incorporado a la Secretaría más de 3 mil 900 nuevos policías, hombres y mujeres, egresadas de la Universidad de la Policía. Gracias a este exitoso reclutamiento, se han reforzado 28 Sectores Policiales y prácticamente todas las unidades especializadas de la corporación.

De manera paralela, y con la instrucción de la Jefa de Gobierno de atender a las causas que generan la violencia y la delincuencia, esta Secretaría no sólo se ha enfocado en llevar a cabo detenciones, cateos y patrullajes que diariamente se ejecutan en coordinación con la Fiscalía General de Justicia, sino también, en múltiples programas que fomentan la participación de las personas y promueven la cultura de la denuncia. Por ello hemos trabajado en fortalecer la Cercanía con las y los ciudadanos que, sumado a los resultados en la reducción de los índices delictivos, ha contribuido a mejorar la percepción que se tiene en materia de seguridad.

En este sentido, con apoyo de Subsecretaría de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de esta dependencia, trabajamos en iniciativas y programas de gran alcance como el Programa Alto al Fuego, Barrio Adentro, y Reconecta con la Paz.

Por lo que se refiere al Desarrollo Policial, en mi administración los esfuerzos se han dirigido a sentar las bases para contar con una Policía confiable, profesional y respetuosa de los derechos humanos. Hoy, en esta Secretaría, estamos construyendo la Carrera Policial para que cada hombre y mujer policía pueda construir un plan de vida, con las condiciones idóneas para su crecimiento, con base en el mérito, la profesionalización permanente y la igualdad de oportunidades. Por primera vez, tenemos convocatorias abiertas para la selección de mandos con base en capacidades, aptitudes y méritos; a la fecha, bajo este mecanismo, han sido seleccionados mil 615 Jefas y Jefes de Cuadrante.

Actualmente, la formación inicial de nuevos policías comprende seis meses y, de manera complementaria, cursan una de siete especialidades. Además, se ha incorporado la perspectiva de género y derechos humanos y se han impartido cursos con el apoyo de la Secretaría de Marina, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Asociación Internacional de Jefes de Policía, la Policía Nacional de Colombia y de la Agencia de Alcohol, Tabaco, y la ATF, la Agencia de Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos.

En cuanto a dignificación de la labor policial, por cuatro años consecutivos la Jefa de Gobierno ha cumplido con el compromiso de aumentar el salario de las y los policías en un 9% anual, esto representa un incremento de 45%.

II. SISTEMA PENITENCIARIO

En lo que respecta al Sistema Penitenciario, deseamos compartirles algunas de las acciones en las que estamos trabajado a fin de fortalecer la organización, operación y seguridad en los Centros Penitenciarios locales.

•    Para incrementar el estado de fuerza en los Centros Penitenciarios, desde noviembre de 2021 se publicó una convocatoria para el reclutamiento, selección e ingreso de aspirantes a la Policía Preventiva con perfil de custodia penitenciaria. Esto, por primera vez con una especialización en la propia Universidad de la Policía. La primera generación se graduó en el mes de julio de este año.

•    Iniciamos el proceso de certificación del personal de custodia penitenciaria, para validar sus competencias y experiencia, ya que no teníamos ni un sólo certificado. Al día de hoy, se han emitido 528 Certificados Únicos Policiales y se está trabajando todos los días para aumentar esta cifra.  

•     Se encuentra también en operación la Dirección General de Inteligencia Criminal y Penitenciaria, creada desde el año pasado en el Reglamento Interior de esta Secretaría, a la cual se han asignado más de 90 elementos con el perfil requerido.

•    A fin de inhibir la posesión de armas, drogas, alcohol o cualquier objeto prohibido al interior de los Centros Penitenciarios se han llevado a cabo más de 9,940 acciones de revisión, destacando el aseguramiento de más de 2 mil 400 celulares, más de mil chips de diversas telefonías, con lo que se ha logrado evitar la comisión de extorsiones desde el interior de los reclusorios.

III. BALANCE DE LA SEGURIDAD EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Ahora bien, en cuanto a la situación que guarda la seguridad en la Ciudad de México, informamos a ustedes que el modelo de seguridad que hemos desarrollado con el respaldo de la Jefa de Gobierno, basado tanto en labores de inteligencia, investigación, proximidad social y cercanía con la ciudadanía, ha logrado un descenso importante en la incidencia delictiva.

Entre diciembre de 2018 y septiembre de 2022, el delito de homicidio doloso registra una disminución de casi 60% y se encuentra en su nivel más bajo desde el año de 1997, con un promedio diario mensual de 1.9 homicidios.

El delito de robo de vehículo con violencia presenta una reducción de 69.4% y el delito de robo de vehículo sin violencia una disminución de más de 50%. Estos avances adquieren mayor relevancia, porque este delito, como todos sabemos, está vinculado con la gran mayoría de los delitos de alto impacto así como extorsión, secuestro, homicidio, lesiones por arma de fuego, generando una percepción negativa en materia de seguridad.  

Al analizar las cifras de incidencia delictiva de enero a septiembre de 2022, en comparación con el mismo periodo del año 2019, los delitos de Alto Impacto disminuyeron 48.8%.

IV. DISMINUCIÓN DE LA PERCEPCIÓN DE INSEGURIDAD EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Finalmente, queremos resaltar que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana publicada por el INEGI hace unos días, en la Ciudad de México, la percepción de inseguridad se encuentra en su nivel más bajo desde hace ocho años. Simplemente, de un 92.3% que se registró en el primer trimestre de 2018, pasamos a 60% en el tercer trimestre de 2022, es decir, hay una disminución de casi 32 puntos porcentuales, cifra inferior al promedio nacional que es de 64.4%. En tanto que los habitantes de 14 de las 16 alcaldías, percibieron una mejora en el nivel de seguridad.

Para finalizar, les informo con mucho pesar que a partir de 2019 a la fecha, 36 policías de esta Secretaría han perdido la vida en cumplimiento de su deber; en reconocimiento a su valentía y entrega, ellos tendrán un homenaje nuevamente en diciembre, para todos los compañeros y compañeras que han caído, que valoramos en este equipo profundamente  les pido un fuerte aplauso, el cual hago extensivo a todos los compañeros y compañeras que nos acompañan el día de hoy, y en general, a nuestros policías que día a día dedican su vida a proteger a la ciudadanía y a trabajar en beneficio de ella.

Tengan la seguridad que tanto su servidor, como el equipo representado por las mujeres y hombres aquí presentes, estamos para servir a la ciudad de México; nuestro principal objetivo es defender a nuestra gran ciudad de cualquier amenaza criminal.

Muchas gracias por su atención, estoy a sus órdenes para responder sus cuestionamientos.

CIERRE

Diputadas y Diputados de este Honorable Congreso, como se ha señalado, la Estrategia de Seguridad Ciudadana que estamos llevando a cabo ha generado importantes resultados en la reducción de la incidencia delictiva y en la percepción de inseguridad en la población, sin embargo, éstos no serían posibles sin la atención a las causas de la violencia y la delincuencia, pues sabemos que la paz solamente llegará de la mano de la justicia.

La seguridad se construye en esta capital no solo con la actuación de la policía, sino con una visión integral de lucha contra las brechas de desigualdad, lo que se está consiguiendo con el gran esfuerzo de este gobierno para garantizar la educación a todas las niñas, niños y jóvenes.

En atención a las causas que generan violencia, este gobierno ha realizado la mayor inversión en la historia en las zonas tradicionalmente más excluidas, donde se ha mejorado infraestructura urbana y social, mejorando sustancialmente la vida de las personas y reduciendo las desigualdades que nos dividen, así como reduciendo los factores de riesgo que afectan la seguridad de las personas y su patrimonio.

Se trata de un esfuerzo colectivo, encabezado por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, que hoy muestra un rostro distinto de nuestra ciudad, una ciudad que salió con mucha fuerza de la pandemia.

Reconocemos que todavía falta mucho por hacer, pero gracias a las y los ciudadanos, a ustedes señoras y señores diputados, a ustedes titulares de las Secretarías de la Ciudad de México, a la coordinación con las alcaldías, con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad y con el Gobierno de México hemos logrado avanzar por el camino correcto.

Aspiramos a construir, con la participación de los sectores público, social y privado, así como la intervención de las y los ciudadanos, un modelo de Seguridad Humana que atienda y proteja a las personas de las amenazas críticas y generalizadas en su vida cotidiana.

Se trata de liberar a las personas del miedo para transitar por la ciudad y de erradicar la violencia contra las mujeres.  Pero también de avanzar en liberar a las personas de la pobreza y garantizar su acceso a condiciones mínimas de bienestar social.

Les reitero mi agradecimiento y respetuosamente pido a Ustedes, continúen acompañando el trabajo de su Policía, a través de iniciativas que permitan dotar de herramientas a los integrantes de las instituciones policiales y del Sistema Penitenciario, para mejorar su desempeño y continuar dando resultados tangibles a la población en la construcción de una Ciudad Segura y de Derechos.

Muchas gracias por su atención y quedo a sus órdenes.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s