Organiza tus finanzas y anticipa el pago de tus deudas

Fuente: Juan Luis Ordaz, director de Educación Financiera Citibanamex

Ciudad de México. – La mayoría de los adultos en México actualmente tienen o se han visto obligados a adquirir algún tipo de préstamo, ya sea por medio de instituciones financieras, tiendas departamentales o con familiares o amigos. De acuerdo con la última edición de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera realizada en 2021, y publicada por el INEGI y la CNBV, el 52.1% de los mexicanos afirma contar con algún tipo de crédito, ya sea formal, informal o ambos.

En muchas ocasiones esta es una situación de la cual es difícil salir. Si algún mes no consigues cubrir las cuotas necesarias, olvidas tu fecha de pago o te dedicas a pagar únicamente el mínimo los intereses de los créditos van en aumento y puedes tardar años en liquidar una deuda que en un principio parecía pequeña.

Las deudas en muchos casos llevan a las personas a un descontrol financiero. El Financial Health Institute señala que tener deudas inmensas es uno de los motivos por el que las personas se enfrentan a enfermedades crónicas o afecciones graves. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para pagar lo más rápido posible las deudas que puedas tener:

  • Haz cuentas. Muchas personas cometen el error de usar toda o incluso más de su capacidad de pago, y al no poder realizar sus pagos, sus deudas crecen mucho por los intereses que se generan. En muchos créditos, como por ejemplo un hipotecario, es posible realizar pagos anticipados y al hacerlo se puede reducir el plazo para pagar o el monto mensual, con lo que se pagan menos intereses por el dinero prestado. No usar toda tu capacidad de pago te da precisamente la oportunidad de pagar más rápido una deuda.
  • Planea. “Me lo merezco” o “para eso trabajo” son frases que comúnmente usamos cuando compramos algo y no nos detenemos a pensar si de verdad es algo que necesito o solo es un capricho. Probablemente este tipo de gastos no representen un desequilibro financiero en el momento, pues solo se hacen “de vez en cuando”. Sin embargo, al no estar plenamente conscientes de lo que gastamos podemos tener fugas de dinero importantes, dinero que se puede aprovechar en el ahorro, la inversión o incluso en el pago de otras deudas. Hacer un presupuesto resulta fundamental para identificar los gastos imprescindibles y reducir al mínimo aquellos que no lo son.
  • Protégete a ti, a tu familia y tu patrimonio. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), 26% de las viviendas del país tiene un seguro de casa habitación. De ellos, 6.5% lo hace por cuenta propia, lo que significa que el 19.5% lo realiza a través de un préstamo hipotecario. Al no estar protegidos corremos el riesgo de que nuestro patrimonio se vea mermado de manera importante, ya sea por la inseguridad, accidentes o por inclemencias de la naturaleza. Reduce al máximo el riesgo de sufrir una pérdida que puede desestabilizar económicamente al hogar y asegúrate de contratar la protección que mejor se adapte a tu estilo de vida.
  • No gastes más allá de tus posibilidades. Este es probablemente es el error más grave, de hecho, puede desencadenar un descalabro financiero bastante fuerte en el hogar. Se dice que gastamos el dinero que no tenemos para impresionar a la gente que no nos conoce. No permitas que esto te suceda, asegúrate de priorizar tus gastos y cubrir tus necesidades primordiales. No olvides destinar una parte al ahorro o a la inversión, incluso puedes darte un gusto ocasionalmente. Si adquieres una deuda, procura que esta sea para incrementar tu patrimonio y evita que sea para solventar algún capricho.
  • Haz que el dinero trabaje por ti. Sin duda el ahorro es un gran hábito que muchos conocemos desde pequeños y lo practicamos a lo largo de toda nuestra vida. Sin embargo, al dejar el dinero estático en el colchón, o incluso una cuenta de ahorro, este pierde su valor por el efecto de la inflación; esto quiere decir que lo que puedes comprar hoy con 100 pesos es menos de lo que podrás comprar con ese mismo dinero en dos o tres años. Para evitar esta pérdida de poder adquisitivo es necesario invertir. En México hay una gran cantidad de productos los cuales ayudan a que el dinero se mantenga activo y conserve su valor en el tiempo, incluso es posible aprovechar los beneficios que ofrecen las Afores para este mismo propósito y ayudarnos a nosotros mismos a tener un futuro estable.

Ahora que ya conoces estos consejos, no dudes en llevarlos a cabo. Tus finanzas te lo agradecerán y habrás dado un paso más a la libertad financiera.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s