Joe Biden, el Peña Nieto de los EEUU.

Editorial Noti.MX

Foto: AP/VOA

Mientras se cierran cada vez más los caminos para Donald Trump y la victoria de Joe Biden se vuelve inminente, las rutas de éste último para tener una presidencia pujante y con mandato son ínfimas. Por principio de cuentas, ya sea por sesgo natural o por vil y llano fraude, la prensa y las casas encuestadoras han terminado de clavar los clavos de su propio ataúd. La baja credibilidad y audiencia que les quedaban fueron destruídas en el intento de mostrar un Biden fuerte.

No, no ganó el voto popular por diez puntos, ni hubo avalancha azul donde, creyendo a pies juntillas las noticias en medios tradicionales, Trump era tan odiado que salvo por algunos ignorantes de las planicies y Alaska todo EEUU se tornaría demócrata.

El autoengaño —o estrategia de fake news— era tan optimista que pintaban de azul estados como Texas. Ni siquiera atinaron a que Biden ganara el estado de Florida  —que ha cambiado de rojo a azul y viceversa en varias ocasiones— por amplio margen, Florida fue para Trump.

Numerosísimos votos fueron enviados por correo, incluso aceptando boletas fuera de fecha. Esto y mútliples videos de personas rellenando urnas, personas que deberían estar contando boletas llenándolas a favor de Biden, cajas de votos en localidades favorables a Trump tiradas a la orilla del camino, el bloqueo a los observadores electorales de la campaña de Trump e incluso la “equivocación” del software que turnaba miles de votos de Trump a Biden nos recuerdan muchísimo el vergonzante y lamentble caso de México. 

Nada de eso nos es ajeno, ¿no acaso estaba Enrique Peña Nieto con 45% en las encuestas y AMLO con 28% en 2012? ¿No hubo embarazo de urnas, ratón loco, boletas marcadas a posteriori y amenazas a los observadores de otros partidos a la hora de los conteos?

A caso no hubo también “mágicos” estados y municipios donde de la nada iba ganando AMLO sólo para tras “pasmarse” el PREP al regresar a la normalidad ya llevara amplia ventaja EPN —en su momento pasó lo mismo con Calderón y en 1988 con la “caída del sistema” y Salinas— Quien diablos operó esta elección, ¿Luis Videgaray?

No hay que ser ilusos, Trump no es perita en dulce y también aplicó sus propias mañas. Pero, lo que es definitivo, es que el eventual triunfo de Biden se dará en un ambiente cargado de incertidumbre. En el caso de Trump, si con alguna argucia —que pudiera ser apoyada desde la Suprema Corte de los EEUU— logra arrebatarle la victoria a Biden, no sería un problema para su mandato.

Trump se ha crecido al castigo, siendo uno de los presidentes mas odiados, pero al mismo tiempo con los seguidores mas fervientes. En cambio Biden fue siempre el locuaz y dócil compinche del fulgurante y articulado Barack Obama y no sabe trabajar desde un sistema dividido ni galvanizar un país, en parte harto del estilo estridente y obsceno de Trump pero que a la vez tiene una enorme desconfiaza de los políticos tradicionales.

Al haber rechazado a Bernie Sanders, el partido demócrata perdió la oportunidad de ganarse la confianza del público americano, optando en cambio por una magra victoria basada en mentiras de los medios y manchada por el fraude. Los votantes de Biden son gente horrorizada por Trump pero no son sus seguidores. No tienen la energía para defenderlo de los viciosos ataques que ejercerán los energéticos pro-trumpers.

Y es que, con toda la estridencia de Trump, su mal temperamento y simplemente con todo lo “odiable” que es, ha sido un presidente que ha cumplido con su base electoral. Al contrario de los políticos tradicionales que prometen cambios radicales en campaña y entregan cambios ínfimos tratando de hacer enojar lo menos posible a todos los sectores, Trump le dió la espalda por completo a todo aquel que no fuera votante para volcarse en llevar beneficios a sus seguidores, la clase que fuese olvidada por el establishment político estadounidense, por décadas completas.

Al parecer Biden será el presidente, pero probablemente sea el presidente más débil desde Jimmy Carter. EEUU tendrá su propio Peña Nieto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s