MENSAJE DE LA SUBSECRETARIA DE DESARROLLO INSTITUCIONAL, DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA, MAESTRA MARCELA FIGUEROA FRANCO, DURANTE EL INFORME DE RESULTADOS DE LA ALERTA POR VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Muy buenos días a todas y todos los que hoy nos acompañan.

Por supuesto a las distinguidas autoridades de los diferentes órdenes de gobierno que me acompañan en el presídium.

Con su permiso Jefa de Gobierno.

Hoy, como cada mes, estamos reunidas las diferentes instancias del Gobierno de la Ciudad de México para informar a la ciudadanía de los avances en torno a la Declaratoria de Alerta por Violencia contra las Mujeres en la Ciudad de México.

Esta Declaratoria de Alerta ha significado un trabajo constante, arduo y consciente sobre la implicación que nuestras acciones y las que estas tienen para la vida y seguridad de las mujeres. Para la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Policía de la Ciudad de México ha significado también un cambio cultural dentro de la Institución.

La Alerta por Violencia contra las Mujeres significó un llamado de atención para mejorar los procesos de formación al interior de la policía; para reforzar en nuestras y nuestros policías las capacidades de actuación en torno al problema de la violencia contra la mujer, para que se conduzcan siempre con respeto a los derechos humanos y desde la perspectiva de género.

De esta manera, con la Acción de Emergencia, impulsamos una Estrategia de Formación Integral a cuerpos policiales, que busca no solo aumentar las horas de capacitación en materias relacionadas con los derechos humanos de las mujeres y la perspectiva de género si no que también busca cambiar patrones que abonan a la desigualdad entre hombres y mujeres dentro de la institución y desde el proceso de formación inicial de policías.

Para esto, impulsamos acciones concretas como la promoción de la paridad en el ingreso y la permanencia de las mujeres cadetes en la Universidad de la Policía, así como una convocatoria específica para que más mujeres policías se integren como docentes en la Universidad y aumentar así la representatividad.

Otras de estas acciones apuntan a capacitar a las y los instructores de la Universidad de la Policía, para que al impartir sus clases, incluyan la perspectiva de género y derechos humanos en todos los momentos de la formación. Por ejemplo, entre el 4 y el 15 de julio se llevó a cabo el curso de “Formador de formadores”, el cual fue impartido por la Secretaría de las Mujeres, a un total de 62 docentes de la UNIPOL, con el objetivo de fortalecer la práctica docente y el diseño e impartición de cursos y programas con perspectiva de género.

Del mismo modo, actualmente se lleva a cabo la revisión de cinco programas prioritarios para que tengan incorporados en los objetivos, perfiles de egreso, materias, contenidos y actividades didácticas, esta perspectiva y que los temas de género no queden en una materia aislada.

De igual forma, recientemente llevamos a cabo la clausura del “Laboratorio de Culturas Policiales de la Paz desde la Masculinidad”, el cual fue un proyecto de intervención participativa y vivencial con docentes de la Universidad de la Policía a lo largo de casi un año. El proyecto fue implementado con el objetivo de identificar de manera colectiva aquellas órdenes de masculinidad que derivan en violencias innecesarias y que se reproducen en nuestro espacio educativo y por supuesto en nuestra Institución.

El acento en este proyecto es sumamente importante para la Secretaría de Seguridad Ciudadana, pues el abordaje desde la masculinidad nos permite cuestionarnos sobre la influencia que los estereotipos y mandatos de género considerados precisamente como “masculinos” tienen sobre nuestras formas de actuar y, por tanto, de ejercer la docencia con las y los cadetes, es decir, con los futuros policías de la Ciudad. El objetivo es apostar hacia la construcción de modelos policiales para la paz.

Ahora bien, con respecto a la capacitación continua, hemos avanzado en las metas de formación con perspectiva de género. En la formación inicial, mil 982 cadetes ya policías han tomado distintas materias como “Perspectiva de Género” del Curso Básico de Formación Policial y el Curso de Inducción “Vida Libre de Violencia para Mujeres y Niñas”, impartidos por la Secretaría de las Mujeres.

Respecto a la formación continua, más de 10 mil policías se han capacitado mediante el Taller para Atención a Casos de Violencia Contra las Mujeres y Niñas, así como el de Canalización de Víctimas; y el curso de Protocolos de Actuación Policial, así como la materia “Perspectiva de Género”. Del mismo modo, también han cursado diversos talleres impartidos por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y la Dirección General de Derechos Humanos de nuestra Secretaría.

Además, 267 policías se han formado de manera especializada, gracias a la alianza con otras instituciones, como el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, impartido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; así como la Capacitación en materia de feminicidio, derechos humanos y acceso a la justicia con perspectiva de género, impartido por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM).

Destaca también el Diplomado de Actuación Policial y Atención a Víctimas con Perspectiva de Género, del que en este año se graduaron 90 mujeres y hombres policías, que hoy en día están en las calles ofreciendo atención especializada a mujeres que sufren violencia. A dos meses de haber concluido el diplomado, las y los policías especializados en atención a víctimas con perspectiva de género, han marcado la diferencia en la atención a las mujeres, ya que han respondido sí a emergencias, pero también han realizado más de 600 visitas domiciliarias y han dado acompañamiento y canalización a instituciones especializadas a más 160 mujeres.

Asimismo, ellos mismos han promovido pláticas preventivas e informativas tanto en las colonias y en las alcaldías en donde operan, como en sus propios sectores con el resto del personal policial. Es decir, han servido también como multiplicadores y multiplicadoras.

Nuestras y nuestros compañeros policías buscan ante todo la integridad de las mujeres víctimas de violencia, ofreciendo orientación y primeros auxilios psicológicos, sin revictimización, y ofreciéndoles acompañamiento a la Fiscalía, las Lunas o los Centros de Justicia para Mujeres.

Por último, informo de los avances en la Unidad Especializada de Género de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la cual fue creada como el espacio seguro y de confianza en el que las mujeres policías y ciudadanas pueden acercarse a presentar quejas en contra de policías que cometen violencia.

A la fecha, se han recibido 777 quejas contra policías hombres, 47% de las cuales ya fueron concluidas en investigación y el resto continúa el proceso. De esta manera, se han sancionado a un total de 275 policías de los cuales 82 han sido destituidos por violencia contra las mujeres.

Si bien el problema de la violencia contra las mujeres no se acaba solo con sanciones, lo que queremos es mandar el mensaje claro que este tipo de conductas no se tolerarán al interior de la institución y que las mujeres pueden sentirse protegidas y respaldadas.

Aún nos falta mucho pero el avance en estas acciones y los resultados nos comprometen a seguir profesionalizando a nuestra Policía y a seguir cerrando las brechas de género que aún existen para poder decir que no solo somos la mejor policía del país, sino que también somos la Policía más incluyente y equitativa. Nuestro principal compromiso es con las mujeres y las niñas de la Ciudad de México.

Muchas gracias.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s