Recomendaciones financieras para librar el regreso a clases si no ahorraste antes

Ciudad de México, agosto 2022.- En una consulta en Answer the Public realizada por el Programa de Educación Financiera y Negocios de “Aprende y Crece”, de Banco Azteca, se detectaron 41 preguntas frecuentes relacionadas con las búsquedas en Internet sobre “Útiles Escolares”, entre las que destacaron por frecuencia, aquellas de carácter económico, al parecer por las dificultades monetarias que se atraviesan.

Entre las dudas de los padres de familia, se pudieron encontrar: ¿Dónde conseguir útiles escolares baratos?”, ¿Cómo reusar los útiles escolares?, ¿Qué útiles escolares están exentos de IVA?; además de frases como “Útiles escolares a meses sin intereses”, “Útiles escolares al mayoreo”, “Útiles escolares caros VS baratos”, “Útiles escolares baratos online” y “Útiles escolares gratis”, por mencionar algunas.

Lo anterior, lleva a deducir a los expertos del programa financiero que, muchas familias no previeron con al menos tres meses de anticipación el ahorro para esta época de regreso a clases; asunto en el que no solo los papás o tutores tendrían que involucrarse, sino también los estudiantes.

Pero como el tiempo ya se ha venido encima y el próximo 29 de agosto inicia un nuevo ciclo escolar de formación básica, de acuerdo con el calendario de la Secretaría de Educación Pública; Aprende y Crece asegura que lo más conveniente es activar una serie de tácticas financieras de emergencia para el regreso a clases, con las que además de lograr cubrir las demandas de las instituciones educativas, evitarás profundos y largos descalabros en la economía familiar:

1.- Investiga la lista de útiles. Algunas escuelas la dan a conocer al momento de la inscripción, otras, conforme avanzan los primeros días de clases, pero adicionalmente, puedes investigar cómo estuvo conformada con los padres de familia del ciclo anterior. Si bien, habría variaciones, podrás darte una idea de dónde ir consiguiendo materiales difíciles de hallar o caros. De este modo, estarás en posición de priorizar gastos y comparar precios al menos unos cuántos días antes de que deban utilizarse.

2.- Elimina gastos innecesarios. Desayunos o comidas fuera de casa, compra de artículos no prioritarios o fuera de la canasta básica habrán de estar fuera de los gastos cotidianos, de manera definitiva, pues esta vez, al tratarse de un regreso presencial a las aulas, hay que contemplar gastos en gasolina del auto o pasajes de transporte público, compra de uniformes, mochilas y calzado. Será una gran oportunidad en familia, para no caer en satisfacciones poco duraderas.

3.- Recicla, repara y reutiliza. No todos los materiales escolares se utilizan siempre al 100%. Hay libretas que no se  terminaron por completo, mochilas con vida útil de sobra y hasta camisas o blusas que pueden compartirse a los hermanos menores, antes de volver a invertir en exactamente lo mismo. Eso sí, habrá que poner manos a la obra para restaurar cada objeto.

Por ejemplo, en el caso de las libretas, liberen las hojas útiles retirando la punta del espiral cuidadosamente con unas pinzas, deslícenlo hasta sacarlo por completo de cada orificio de las hojas y sustitúyanlo con costura, busquen tutoriales para resultados más estéticos y efectivos. Para las mochilas y ropa también será necesario hilo y aguja para hacerlas parecer como nuevas.

4.- Recurre a un crédito. Eso sí, debe ser al tamaño de las capacidades de pago de la familia, a un plazo que resulte sostenible, considerando inscripciones, reinscripciones, cursos extra y los gastos corrientes del hogar.

5.- Sustituye marcas. Cambiar de marca a veces tiene más que ver con las preferencias personales que con la efectividad de los productos, por lo que te invitamos a hacer este ejercicio de reemplazar firmas premium por aquellas menos conocidas y costosas, esto tendrá un positivo efecto en tu cartera. Y aunque en ocasiones, los materiales didácticos son caros por su alta especialidad, podrías buscar alguno que ya fue usado y seguramente estará a mejor precio.

Si bien lo óptimo es que los ahorros de mínimo tres meses atrás cubran estos gastos, las familias no siempre les es posible si hubo alguna emergencia previa y los ahorros ya han sido gastados, así que, para ayudar a tus hijas e hijos a seguir creciendo, planea inteligentemente e involúcralos en el proceso, ya sea reservando “guardaditos digitales” desde aplicaciones móviles o cuentas especiales para estudiantes.

Para ayudar con ideas y tácticas a las familias mexicanas, el Programa de Educación Financiera y Negocios, Aprende y Crece de Afore Azteca, seguirá fortaleciendo y promoviendo su compromiso de impartir su oferta educativa a través de su página web, artículos de interés, webinars (con un equipo de coaches especializados), infografías, canal de Youtube (AprendeyCreceBAZ), sobre la importancia del ahorro, así como deudas, afore, inversión y mucho más.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s