EXPONE ISSEMYM CONSECUENCIAS POR ABUSO DE ALCOHOL Y TABACO

          Son enfermedades cardiovasculares, derrames o embolias cerebrales, las consecuencias por el consumo inmoderado de alcohol y tabaco.
•          Se presentan con mayor incidencia los accidentes de tránsito en jóvenes entre 18 y 24 años que abusan del alcohol.
•          Realiza ISSEMyM exámenes AUDIT y Fagerström, para detectar problemas de salud relacionados con el abuso de sustancias.

Toluca, Estado de México, 7 de noviembre de 2022. El Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), realiza protocolos de detección para descubrir y atender con oportunidad alguna dependencia al alcohol y/o tabaco en sus usuarios, a través de sus unidades de primer nivel.

Luis Arturo Guerrero Hernández, especialista de la Clínica de Consulta Externa Rancho La Mora, informa que el consumo excesivo de estas sustancias es perjudicial para la salud, la vida personal, social y laboral.

“Generalmente los pacientes son atendidos cuando presentan algún problema de salud, ya sea de tipo respiratorio o relacionado con el hígado principalmente”, indica.

Puntualiza que muchas veces estos problemas son detectados cuando el padecimiento está avanzado.

El especialista menciona que otras de las afectaciones detectadas por el consumo inmoderado de estas sustancias son enfermedades cardiovasculares, derrames o embolias cerebrales, así como accidentes de tránsito; este último con mayor recurrencia en jóvenes entre 18 y 24 años.

Guerrero Hernández agrega que generalmente este tipo de dependencias se presenta más en hombres, considerando la cuestión social como primera relación; en cambio, en el caso de las mujeres no es tan señalada, aunque los efectos en la salud tienen la misma afectación.

Para ello, el ISSEMyM, a través de sus clínicas de consulta externa realiza una serie de cuestionarios con el fin de hacer una detección pertinente, como el “Alcohol Use Disorders Identification Testfication” (AUDIT), cuya prueba sirve para determinar si el grado de alcohol que consume una persona puede considerarse peligroso y el Fagerström, este último para evaluar el grado de dependencia a la nicotina.

“Es complicado hacer un diagnóstico de la dependencia a estas sustancias debido a que los pacientes no aceptan su adicción, por lo que el área de medicina preventiva del ISSEMyM trabaja para una detección a través de los cuestionarios e historial clínico”, explica.

Finalmente, Arturo Guerrero recalca que la persona con alguna dependencia tiende a generar conductas suicidas, depresivas o violentas, sobre todo los jóvenes, además de afectaciones familiares, sociales y económicas, por lo que exhorta a la población a tomar conciencia acerca de su consumo.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s