Extremadamente preocupante decisión del IFT de desechar sanción a Telmex

●      Inexplicable la falta de consistencia del regulador para sancionar a Telmex por incumplimiento idéntico al sancionado a Telnor en 2020.

●      Condonación de más de 20 mil millones de pesos a favor del preponderante provocará un daño irreversible a la construcción de un ambiente de competencia efectiva en el país.

●      Desalentador que el IFT renuncie al objetivo primordial para el que fue creado en 2013, en detrimento de los usuarios de telecomunicaciones de nuestro país.

Ciudad de México a 13 de diciembre de 2022. – El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) manifiesta su extrema preocupación por la decisión que, según ha trascendido, adoptó el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el pasado viernes 9 de diciembre, al desechar un procedimiento de sanción en contra de Telmex, por el incumplimiento de una obligación que el propio órgano regulador le impuso en su momento en su calidad de Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones (AEP-T), por la que al 30 de septiembre de 2017 debía haber puesto a disposición de esa autoridad, y de concesionarios solicitantes, 60% de la información relativa a su infraestructura de postes y pozos, misma que debía reportar en el Sistema Electrónico de Gestión (SEG). Se trata de una obligación que está prevista en la Resolución Bienal aprobada en 2017.

Llama la atención que se trata de una conducta exactamente igual que la llevada a cabo por Telnor, concesionaria filial de ese grupo de interés económico, misma que derivó en la imposición de una sanción por $1,312 millones de pesos, en enero de 2020. En el caso de Telmex, dado que la sanción por el incumplimiento está fijada en el marco legal como proporción de sus ingresos, se estima que la misma habría superado fácilmente un monto de $20,000 millones de pesos.

Para el IDET, de confirmarse el sentido de la decisión expresamente inconsistente con la correspondiente a un incumplimiento idéntico por otra empresa del mismo grupo, se estará frente a un escenario infundado y adverso para los objetivos que planteó la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica de 2013.  

La resolución que habría adoptado el Pleno del IFT provocará un daño irreversible a la construcción de un ambiente de competencia efectiva en nuestro país, el cual requiere para su consolidación no solo de reglas claras, sino también de una autoridad cuyas decisiones sean efectivas, para lo cual resulta necesario que estén dotadas de credibilidad, sean previsibles y consistentes. El cumplimiento permanente de estos criterios contribuye a construir una reputación como autoridad reguladora. Cualquier desviación de tales principios, anula la credibilidad, afecta la reputación y tiende a erosionar la efectividad de las decisiones regulatorias.

En el caso del sector telecomunicaciones de nuestro país, la falta de credibilidad en las decisiones regulatorias y su efectividad, necesariamente se traducirán en un deterioro de las condiciones de competencia efectiva, ambiente en el que sigue prevaleciendo el poder de mercado del AEP y su influencia.

Absolver a quien abiertamente ha incumplido las obligaciones que la propia autoridad le impuso en determinado momento, con plazos y umbrales de cumplimiento claramente definidos, provoca falta de certeza sobre todos los participantes en el sector telecomunicaciones de México. Al respecto, está demostrado que la incertidumbre se traduce en niveles de inversión por debajo de los que se consideran óptimos en condiciones de competencia.

Por lo anterior, el IDET reitera su máxima preocupación, tanto por la forma en que el Pleno de IFT habría resuelto el expediente relativo al incumplimiento de una obligación específica impuesta al AEP-T, así como por los nocivos efectos sobre las condiciones de certidumbre para el sector telecomunicaciones, los cuales, a la fecha, no han podido terminar de construirse debido a una falta de determinación en el órgano regulador autónomo para aplicar las sanciones que prevé el marco legal por el incumplimiento de obligaciones impuestas por la propia autoridad o por el Congreso de la Unión. 

En este sentido, no debe pasar desapercibido que el IFT fue creado específicamente por virtud de la reforma constitucional citada, para mejorar sustancialmente las condiciones de competencia en el sector telecomunicaciones de nuestro país en beneficio de los usuarios. 

Renunciar a cumplir plenamente su mandato para crear condiciones de competencia y velar por que éstas se mantengan en el largo plazo, resulta desalentador y pernicioso para la industria, así como para los usuarios de los servicios de telecomunicaciones. 

Acerca del IDET

El Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) es una asociación civil mexicana, constituida en julio del 2002, con fines estrictamente académicos, de investigación y propositivos, integrado por un grupo de especialistas del sector de las telecomunicaciones y de las tecnologías de la información, que contribuyen al perfeccionamiento del marco regulatorio existente.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s