OFRECE SECRETARÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA DISCULPAS A YATAHLI OTILIA ROSAS SANDOVAL POR ACTOS DE DISCRIMINACIÓN

•La disculpa pública se brinda como una de las medidas de reparación del daño ante los actos de discriminación que sufrió la artesana

•El COPRED trabaja de forma transversal e integral con la SSC y otras instituciones del Gobierno de la Ciudad de México para generar un verdadero cambio cultural y evitar que estos actos se repitan

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC), a través de la Subsecretaria de Desarrollo Institucional, Marcela Figueroa Franco, ofreció una disculpa pública y presencial a la maestra artesana Yatahli Otilia Rosas Sandoval, por los actos de discriminación de que fue víctima por parte de elementos de esta Secretaría, denunciados ante  el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED).

“Asumimos nuestra responsabilidad y reconocemos que un hecho como este nunca debió pasar y que, como servidoras y servidores públicos es nuestra obligación conducirnos siempre con el mayor de los respetos a todas las personas sin distinción alguna”, expresó Figueroa Franco.

Destacó que desde que se tuvo conocimiento de los hechos se ha sostenido un diálogo respetuoso con la señora Yatahli para definir la mejor manera de reparar la afectación realizada a su persona y a sus derechos, por lo que enfatizó en su voluntad conciliadora en todo momento, donde antes de buscar un castigo a las personas directamente responsables, siempre planteó una postura conciliadora y de reparación del daño. Hizo hincapié en la coincidencia de que la vía punitiva no logrará transformar nada a largo plazo y que son necesarias vías alternativas de solución de conflictos y de justicia restaurativa.

“Compartimos su deseo de reforzar los procesos de capacitación y sensibilización de los compañeros y compañeras policías de la Ciudad, es por eso que la primera acción que realizamos al tener conocimiento de los hechos fue impartirle a los compañeros involucrados en los hechos un taller en materia de No Discriminación y Grupos Vulnerables impartido por la Dirección General de Derechos Humanos de la misma Secretaría”, sostuvo.

Además de la maestra artesana Yatahli Otilia Rosas Sandoval, en la disculpa pública en las instalaciones del COPRED estuvieron presentes Geraldina González de la Vega Hernández, Presidenta del Consejo; Emma Yánez Rizo, Directora General del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías; y Ninfa Rodríguez Méndez, encargada del tema de Proyectos de Igualdad Indígena y de Género de la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, en representación de la Secretaria Laura Ita Andehui Ruiz Mondragón.

Durante su participación, ante elementos y representantes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Presidenta del Copred, Geraldina González de la Vega, señaló que ante el acto discriminatorio en contra de la maestra artesana Yatahli Otilia Rosas Sandoval se han privilegiado las medidas de justicia restaurativa a través de las cuales el Consejo atiende los casos de discriminación que ante este se denuncian.

En ese sentido, añadió, el castigo o la sanción no es la vía para eliminarlos, sino que la vía es el cambio cultural, con medidas de reparación del daño en lo individual y en lo estructural, que busquen la satisfacción de la o las personas afectadas y también que comprometan a la no repetición.

Explicó que los estereotipos raciales son un conjunto de creencias compartidas en torno a los atributos personales que caracterizan a las personas en razón o por motivo de sus características fenotípicas o genotípicas: rasgos de personalidad, características físicas, conductas e incluso roles y ocupaciones.

“El proceso por el que se atribuyen a una persona características en función de su raza, color, linaje u origen nacional o étnico se denomina estereotipia. Consiste en utilizar el estereotipo para inferir, juzgar y/o predecir conductas de una persona. Por su parte, los prejuicios raciales son tendencias evaluativas dirigidas hacia los grupos sociales y sus integrantes por motivo de su raza, color, linaje u origen nacional o étnico. Generalmente, los prejuicios hacia grupos étnicos y nacionales se caracterizan por ser valoraciones negativas”.

Recordó que los canales de transmisión de esos estereotipos y prejuicios raciales son la familia, la sociedad y el contacto directo. Y explicó cómo estos prejuicios pueden interferir en la labor policial a partir del “perfilamiento racial”, definido por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos como:

“Toda acción realizada por la policía o un (una) persona funcionario (a) encargado(a) de hacer cumplir la ley contra una persona o un colectivo, basada en sus características físicas (como la raza, origen étnico, apariencia, etc.), que pretende justificar una actuación sin un sustento legítimo ni objetivo. Además de que en el uso del perfilamiento racial no existe un motivo legítimo basado en un comportamiento individualizado (no hay información válida ni sustentada para dicha acción). Asimismo, se ha observado que la elaboración de perfiles raciales se comete mediante comportamientos o actos como los controles arbitrarios, registros, comprobaciones de la identidad, investigaciones y detenciones”.

Es decir, el perfilamiento racial está basado en estereotipos y los estereotipos están basados en prejuicios. Los prejuicios son generalizaciones que cuando tienen una connotación negativa provocan hostilidad en ciertas personas y grupos de personas.

En tanto, la maestra artesana Yatahli Rosas Sandoval aceptó las disculpas públicas y enfatizó el derecho que tienen todas las personas a ser respetadas. Agradeció la disposición de mejorar y erradicar los actos discriminatorios.

Rosas Sandoval destacó que si bien no se espera que ocurran estos actos en una Ciudad donde confluyen muchas personas integrantes de pueblos originarios de todo México, la intención de su denuncia es que derive en cosas positivas, por lo que demandaba la capacitación de elementos de la SSC.

“A mí me gustaría que fuera un precedente en la Ciudad de México y que se pudiera replicar en todo el país. Independientemente de que etnia y estatus socioeconómico seamos. Para sacar beneficios y que no vuelva a suceder”, agregó.

Yatahli Rosas Sandoval explicó lo que representa su vestimenta para las integrantes de los pueblos triquis, que han derivado en actos discriminatorios: “Es un huipil lo que nos da identidad y por lo que nos identifica. Cada iconografía representa la metamorfosis de la mariposa”.

Señaló que su cultura está plasmada en la vestimenta que realizan mediante el telar de cintura hasta por un año y medio, algo que preservan de generación en generación. Relató que por un momento pensó en ya no portar el traje ante los ataques de personas en la calle pero lo adecuado, dijo, sería portar con orgullo su huipil, en el que cargan con su cultura.

Invitó a elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y a la población en general a acercarse y conocer el significado de los elementos de la vestimenta de distintos pueblos originarios.

“Presumimos que el país es pluricultural pero luego suceden estas cosas. Ese día que a nosotras nos detienen y en el centro vemos las ofrendas con las calaveras y la indumentaria. Hay contradicciones entre nosotros mismos en lo que decimos y hacemos”, externó.

La Subsecretaria Marcela Figueroa Franco informó que más de 15 mil policías han recibido un taller, curso o plática en temas de derechos humanos y en la formación inicial todos los y las cadetes también reciben como parte de su formación los temas de Derecho a la igualdad ante la ley y no discriminación, así como atención y protección de grupos vulnerables.

Sin embargo, dijo, que están conscientes que un curso es insuficiente para la no repetición, por lo que todos sus planes de estudio están en revisión para lograr una capacitación transversalizada en derechos humanos y de género.

“Nos comprometemos a seguir construyendo una policía que sea cada vez más incluyente, más enfocada en el servicio a la ciudadanía y que tenga como eje de su actuación el respeto a los derechos humanos sin importar condiciones culturales o sociales. Esta Policía está al servicio de todas y todos. Por ello, tengan nuestro compromiso para hacer todo lo que nos corresponde para que hechos como el acontecido no vuelvan a ocurrir y que, en el caso de que tengamos conocimiento de que suceden, estos sean tratados con la misma seriedad y sentido de responsabilidad de nuestra parte. Señora Yatahli Otilia Rosas Sandoval, esperamos acepte estas sinceras disculpas y nuestro compromiso a la no repetición”, puntualizó.

La SSC y el COPRED colaboran desde hace meses en el diseño de estrategias de largo aliento para eliminar el perfilamiento racial y toda forma de discriminación en las labores de seguridad pública y ciudadana.

Esta medida se da después de que el pasado 28 de octubre elementos de la SSC impidieron el paso a la maestra Yatahli Otilia Rosas Sandoval a un inmueble del Centro Histórico de la capital del país con base en “perfilamiento racial”, es decir, con base en estereotipos y prejuicios por su indumentaria.

luismart_ic@yahoo.com.mx

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s