SOBRE LA COSA MÁS IMPORTANTE DE LAS MENOS IMPORTANTES

Por Gilberto Castrejón Doctor en Filosofía de la Ciencia
Por Gilberto Castrejón
Doctor en Filosofía de la Ciencia
Twitter: @gil_castrejon

“Creo que todos los que estamos en el fútbol y sentimos esta fascinación por él, todos queremos ganar pero estamos obligados a defender el fútbol…” Quizá el señor Vicente del Bosque (DT campeón del mundo) resume en estas breves palabras parte de la motivación que me lleva a hablar del fútbol. Recuerdo que hace unos meses, mi equipo disputaba una final más, y una vez más la perdía, y con su rival “más odiado”. En menos de 10 minutos nos arrebataron la ilusión de ser campeones, debo decir que no dormí toda la noche, y hubieron de pasar varios días para solventar la tristeza, frustración, enojo… ¿Seré como todo simple fanático que sufre por “algo que no vale la pena”?, ¿tienen razón los detractores del fútbol, en el sentido de que éste es solo pérdida de tiempo y el mejor productor de enajenación? Debo decir que muchos, si no es que casi todos esos detractores con los que me he topado a lo largo de mi vida, no han practicado el fútbol, no han vivido en carne propia la pasión, el esfuerzo, la rabia, la felicidad de estar en una cancha, de disputar una final y ganarla o perderla, así sea en la liga más llanera. Los que sí hemos vivido eso, comprendemos un poco más la esencia del fútbol. 

Si bien, en la mayoría de los países el fútbol se usa como “instrumento de poder político”, como “arma de control social” por antonomasia, eso no es culpa del fútbol. Vaya, resulta muchas veces innecesario indagar sobre quién o quiénes son los culpables, al menos es un deporte, lo cual lo dota de un cierto sentido de que es “algo sano”. Claro, lo más importante en el fútbol, como en cualquier competencia, es ganar, como diría el señor Valdano: “Algunos dirán que en fútbol sólo interesa ganar y otros, más cándidos, seguiremos pensando que si esto es un espectáculo también importa gustar”, y sí, un cándido, fanático y practicante del fútbol como yo no puede estar más que de acuerdo, a pesar de que el fútbol mexicano pocas veces guste jejeje. 

Hay de niveles a niveles, obviamente la UEFA es mejor que la liga de campeones de CONCACAF o la mayoría de ligas; puede verse sólo cada 4 años el mejor fútbol del mundo, y a los mejores jugadores juntos, pero nunca faltará la imagen de amigos, niños, familias, novios, ancianos, mujeres hermosas… disfrutando de un partido, pues “el fútbol es la única religión que no tiene ateos.”

PD De entre muchas de las nimiedades de las que gusto, el fútbol resulta ser la más importante, igual que los programas de “Discovery Home and Health” jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s